Capitolio de la habana hoy 2021

Capitolio de la Habana: el edificio más imponente de Cuba

Compartir es amor

Emocionado por lo agradable que representa para mí escribir sobre las curiosidades de algunos sitios o edificaciones espectaculares, me senté a escribirte los datos más curiosos del Capitolio Nacional de Cuba. Luego, al ver que sus detalles eran loables para escribir un post completo sobre esta edificación, me digné a subirte esta página.

En honor a la verdad, estoy obligado a confesar que no es mi favorito; pero sin dudas el Capitolio de la Habana es el edificio más imponente de Cuba. Tal vez no por el porte, sino por toda el aura de majestuosidad que le circunda, dentro y fuera de sus paredes.

El Capitolio de la Habana: Historia

Muchas veces suceden orígenes de grandes maravillas a partir de los antecedentes más sucios, pequeños o incalculables. Así fue para el Capitolio de la Habana. Surgió entre vertederos y avatares de sí que no, no que sí, se construye, ¡No! Se detienen todos los trabajos, se aprueban y desaprueban proyectos, se financian y se desbancan… Pero, ¡enhorabuena!, ahí lo tienes, y hasta podemos decir que el Capitolio de la Habana hoy está reparado, reluciente y con sus partes más dignas bañadas en oro. Claro, nunca reaparecieron las linternas que gobernaban su cúpula… Pero del lobo un pelo, ¿no?

Los Terrenos del Capitolio Nacional

La habana se quedaba a medias. Bueno, más que a medias a tercios. Si recuerdas, te escribí entre las Curiosidades de esta ciudad que, gracias a los ingleses y el libre comercio, San Cristóbal de la Habana pasó a ser el puerto más importante de América en cuestiones comerciales. Es de esperarse que la ciudad creciera vertiginosamente.

La Habana florece y en 1818 se consideraría de manera oficial Puerto de Libre Comercio. De todas partes de la alta sociedad europea llegan el lujo y los gritos de la moda. Los teatros presentan a los mejores de la época. El esplendor de la Habana llegaba a ser tal, que le renombran: el París de las Antillas.

A principio del siglo XIX, la vida extra murallas tiene un valor importante. En el caso específico de los terrenos donde se emplazaría el Capitolio Nacional, se draga la ciénaga que existía en estas inmediaciones para la expansión de la ciudad que había roto los muros de la vieja ciudad, a fuerza de vida cotidiana.

Entre los elementos arquitectónicos más importantes de esta zona tienes el Palacio de Aldama, la Plaza a la Fraternidad Americana, el Gran Teatro de la Habana, el Paseo del Prado comenzando por la Plaza de Marte, con su voluptuosa Fuente de Indias, el Hotel Inglaterra, el más antiguo de Cuba (inaugurado el 23 de diciembre de 1875) y muchas otras edificaciones de gran valor para la alta sociedad cubana.

Paréntesis caminante

(Cada vez que escribo sobre cualquier elemento de esta zona de la Habana, recuerdo la novela Cecilia Valdés, de Cirilo Villaverde. Si quieres léela para que sientas a lo que me refiero. Es que no parece haber cambiado nada.)

En los terrenos donde se levanta el Capitolio de la Habana hoy, se inauguró el 30 de mayo de 1817, el primer Jardín Botánico de la Ciudad. En 1837 se inaugura la Estación de Ferrocarriles de Villanueva; llegando a ser la primera ciudad de habla hispana con ferrocarril (hey, antes de la propia metrópolis española). Solo le antecedía Estados Unidos de América.

Te recuerdo que, finalmente, las murallas de la Villa de San Cristóbal de la Habana son derribadas en 1863.

Pensar el Capitolio Nacional

Pienso, luego existo. Sí, pero luego; muy luego, como diría mi bebé.

Para 1910, la Estación de Villanueva se traslada al Arsenal y se destina este espacio para el Palacio Presidencial. Obra que se construyó frente a la entrada de la Bahía de la Habana; y que le puedes apreciar bajo el título de Museo de la Revolución.

Pasó el tiempo y pasó un águila por el mar… Más basura, las ruinas de aquella estación junto a las de un parque de diversiones eran los completos reyes del vertedero. En fin, que parece que las ruinas no abandonan a la Paris de las Antillas.

Capitolio de la Habana: Arquitectura

Se dice que las intenciones de Machado eran las de lucirse con tan majestuoso Capitolio para la celebración de la Conferencia Panamericana de 1928, y buscar así su segundo mandato, en las elecciones de 1929. Tanto más si tenemos en cuenta los años de la crisis y recesión que tienen su clímax en el Crack del ´29.

Como sea, 15 años después, se vuelve a pensar en el Capitolio.

Esta vez, en 1925, bajo la Presidencia de Gerardo Machado se retoman los proyectos del Capitolio Nacional, con nuevas variaciones y modificaciones en varias áreas del edificio. Entre los nombres que puedes leer en la historia del Capitolio de la Habana tienes a los Arquitectos Govantes, Cabarrocas, Bens, Raúl Otero (quien fue el director artístico) y Eugenio Raynieri (como director técnico).

Para esos años la Habana se encontraba bajo la batuta del Urbanista y Paisajista Jean Claude Nicolas Forestier, a quien se le debe tanta belleza de la ciudad-jardín. Sus trabajos los puedes apreciar en los jardines interiores, las escalinatas del Capitolio y los jardínes circundantes, tanto del Capitolio mismo, como los de toda la Habana, en especial, su vecina la Plaza de la Fraternidad Americana. En estos entornos se cultivaron embelesos, cannas rojas y amarillas, lantanas moradas y palmas reales, como símbolos de cubanía.

A cargo de la construcción del edificio estuvo la Compañía tan conocida en la Habana, Purdy & Henderson. Se comienzan los trabajos constructivos el 1º de abril de 1926.

Datos del Capitolio Nacional

Finalmente, el Capitolio de la Habana se inaugura el 20 de mayo de 1929, Día de la Independencia.

Cuando visites los terrenos donde se emplaza el Capitolio Nacional, ten presente que abarca un área de 43.418 metros cuadrados. De ellos 13.484 corresponden a la edificación y 26.391 a los jardines y parque que le rodean. Incluso se expandieron las calles aledañas.

El Capitolio, en sí mismo, tiene una longitud de 207.44 metros. En la fachada, disfrutas de una escalinata monumental de 28 metros de largo, tiene un ancho de 36 metros y 56 peldaños interrumpidos por tres descansos.

Para rematar su colosal porte se emplazan a ambos lados de la entrada dos grupos escultóricos en bronce de 6,50 metros de altura: El Trabajo y La virtud Tutelar del Pueblo. Estas son dos de las tres esculturas de Angelo Zanelli realizadas para el Capitolio de la Habana. La tercera, La Virtud Republicana, la veremos más adelante.

El pórtico principal es de 16 metros de alto por 36 metros de ancho sostenido por 12 columnas jónicas de granito. En este pórtico tienes 3 puertas principales de 7.7 metros de alto por 2.35 de ancho. En este impresionante pórtico observas sendos grupos de bajorrelieves esculpidos también por el artista italiano Angelo Zanelli.

Cúpula del Capitolio

Entre las fotos más conocidas del Capitolio de la Habana, su cúpula representa uno de los instagramers favoritos. Te dejo unos datos super cool sobre ella.

La cúpula del Capitolio Nacional, fue una de las cinco más altas del mundo, en su momento. Posee una altura de 92 metros (91. 73) y un diámetro de 32. Se levanta en 16 nervios con panales recubiertos actualmente con láminas de oro de 22 kilates. La cima ostenta una linterna de columnas jónicas que albergaba –hasta 1959– cinco reflectores giratorios.

Como dato curioso, si observas el centro de la bóveda verás un espacio reservado para el fresco que nunca se llegó a pintar. En alguno de los salones que ahora no recuerdo, tienes galerías expositivas sobre la construcción del Capitolio donde te exponen el boceto original. ¿Qué habrá sucedido? ¿Se acabarían los huevos para el temple?

Hablando de originales, bajo la bandera italiana se exponen en una de esas salas, los moldes de yeso que usó el señor Zanelli para su trabajos iniciales.

Capitolio de la Habana por dentro

Como es de esperarse, el Capitolio de la Habana es el edificio museable más visitado de Cuba.

Desde su exterior, las conversaciones y gestos románticos se suceden de manera infinita en la escalinata que tantos enamorados atrae. Así que ya sabes, si no has llevado a tu pareja a sentarse en la entrada del Capitolio, no lo estás currando bien. Te advierto. Ten cuidado y no le inviten otras personas y te pierdas el placer de hacerla sentir la Habana a sus pies; junto a las vistas cariñosas que desde su escalinata observan, entre besos y caricias prometedoras, en el hechizo de las noches habaneras.

En estos tiempos (principios de 2021), las visitas se permiten solo al Ala Norte de la instalación, donde se aloja la Cámara de Representantes. Los Guías te ofrecen el recorrido por los diferentes salones, regalándote la infinidad de datos históricos y curiosos que deseas escuchar; abarcando todos los períodos del Capitolio desde su génesis hasta el presente; y algunos cotilleos fortuitos.

No en vano es el edificio más visitado de Cuba; apenas subes la escalinata cambia el aire, el alma del Tour que estás realizando. El pórtico majestuoso del Capitolio Nacional es magnífico, pero cuando te adentras al Salón de los Pasos Perdidos se desorbita el amor de viajero que posees.

A medida que avanzan por las distintas piezas decoradas con muebles, utensilios, cortineros, toda la lucernaria exquisita de la época traída de Francia de vidrios emplomados, los mágicos cristales de Bohemia, tapicerías, esculturas, lienzos de los artistas más renombrados de la Cuba republicana –Romañach, Menocal, Vega, Sicre, Sabas… Y varios artistas internacionales también de primera línea: Fidele, Remuzzi, Casaubon… Es imposible no sobrecogerse. Te digo que las pinturas murales son más de 20. Para que te hagas una pequeña idea de cuanto de Arte se encierra en el Capitolio.

Si me preguntaras qué es lo que más me atrae, te respondería que son los colores rosados y ocres de algunos de esos mármoles. ¿Cómo una materia tan dura, puede parecer tan tierna?

Los elementos se suceden: la Cámara de Representantes con su aura mística cargada de solemnidad, los salones individualeshj para el que tienes una explicación de cuanto posee, los 58 tipos de mármoles traídos de todas partes del mundo (solo cubanos son 6 tipos diferentes), los estantes, ventanas, vitrales, la Biblioteca de los Congresistas, el Salón Martí, la vajilla toda con el escudo capitolino…

Gran parte del inmobiliario fue diseñado exclusivo para este edificio. La prestigiosa compañía encargada de la decoración general del Capitolio habanero fue Waring & Gilow, radicada en Londres. Bajo su batuta se agruparon muchas manos excelentes: Societe Anonime Bague y Saunier Frisquet de París, Yale & Towne, de Stanford, las casas Fratelli Remuzzi (Italia) y Grasyma (Alemania)…

El Salón de los Pasos Perdidos

Para mí, el corazón turístico del Capitolio Nacional lo hallas en el Salón de los Pasos Perdidos. Es majestuoso, impresionante; un golpe de vista que te deja estupefacto. Cuando observes el Capitolio de la Habana desde fuera, te harás una idea de su majestuosidad; pero no la concretarás hasta que no hayas atravesado su sólido pórtico y pises el Salón de los Pasos Perdidos.

Este es dividido por la cúpula, a la que tienes acceso apenas entras. Es el espacio monumental más grande de todas las edificaciones del país. Tiene cerca de 50 metros de largo, 14,5 de ancho y casi 20 de alto. Entre ventanas espectaculares, una bóveda impresionante y muchos detalles exquisitos por todas partes, tienes las innumerables lámparas de pie que te sobrecogen el alma, para recordar lo rodeado de maravillas entre las que nos encontramos.

En su centro, bajo esa cúpula mítica, tienes otras dos joyas en espera de los dignos visitantes: La Virtud Republicana y el Diamante del Capitolio Nacional.

La Estatua de la República

Comencemos por la más impresionante. La tercera escultura del artista italiano Angelo Zanelli se alza 17,54 metros (14,60 de bronce y 2,50 del pedestal de mármol Ónix egipcio antiguo).

La Estatua de la República, originalmente La Virtud Republicana, es una escultura de bronce hueca, por eso solo pesa poco más de 30 toneladas. La diferencia de la Estatua de la República con sus hermanas en la entrada del Capitolio es el fino detalle de estar recubierta por una lámina de oro de 22 quilates. La Virtud Republicana se presenta, a lo francés, en poderosa figura de mujer gallarda, ataviada con una túnica y un gorro frigio, armada de lanza y escudo, que llegan hasta el suelo.

Como dato interesante: la Estatua de la República es la tercera más grande bajo techo, de todo el mundo. Le anteceden el Buda de Oro de Navaen, en Japón y el Abraham Lincoln, en Estados Unidos de América.

El Diamante del Capitolio: El Fiel 2021

También bajo la cúpula observas una doble joya del Capitolio Nacional. El diamante de 25 quilates, en el mismísimo centro del Salón de los Pasos Perdidos, frente a la Estatua de la República, se encuentra empotrado en un círculo de bronce, protegido por un grueso vidrio “antirrobo”. A su vez, le rodea una rosa náutica, formada por mármoles de diferentes tonos. Este brillante marca el kilómetro cero de las carreteras de toda Cuba.

Se dice que la joya original perteneció al último Zar de Rusia, Nicolas II. A pesar de la seguridad del edificio y el carácter inexpugnable del sólido cristal tallado que le protegía, desapareció el 25 de marzo de 1946. De forma misteriosa fue recuperado al año siguiente, el 2 de junio. Nunca se supo quien lo robó, ni…

Se dice que el original, del cual no recuerdo su nombre, se guarda en la Bóveda del Banco Central de Cuba, desde 1973, para el cual colocaron una copia expositiva.

Aquí es donde entra en juego El Fiel. La nueva joya del Capitolio de la Habana,

El Fiel es un diamante como el original que acaba de ser donado por colegas similares al anterior: los rusos. Se colocó en esta reparación capital que se llevó a cabo hasta el 2019 (aunque todavía le hacen algunas cosillas disimuladas).

Diferencias entre el Capitolio de la Habana y el Capitolio de Washington

Para nosotros los de a pie, parecieran tener bastante en común. Sin embargo, los arquitectos opinan que se diferencien tanto que ni los tienen en cuenta. La marcada intención de ver los parecidos se debe al propósito de su uso político; pues ambos edificios jugaban el mismo rol de Capitolios Nacionales de estos países. Pero tienen muchas características que los diferencian.

Mientras que el Capitolio de Estados Unidos, se construye manteniendo una expresión de sobriedad y representación de la estabilidad que perseguía representar como enunciado del siglo XIX; como es de esperarse, el Capitolio cubano es mucho más elocuente y rico en detalles que le revisten del carácter tropical de su tierra caribeña.

Y hablando del Caribe, creo que la mayor diferencia entre estas edificaciones radica en la proyección de jardines interiores en cada hemiciclo del Capitolio de la Habana. Es una expresión de los patios interiores de la Cuba de aquellos tiempos. Este detalle, representa la idiosincrasia y la cultura de este país. A su vez, aunque tienen algunos puntos coincidentes el Capitolio de la Habana es un metro más alto, un metro más ancho, un metro más largo y mucho más hermoso. Jajaja!!!

Otro detalle diferenciador es la escultura al Ángel Caído que se encuentra en el Patio Interior del Ala Norte. Es una estatua realizada por el artista, también italiano, Salvatore Bohemi. Este gesto anacrónico, de presupuesto artístico desconocido y difícil de entender para cualquier visitante sobresalta por ser un detalle estético tan ajeno a la funcionalidad del edificio.

Capitolios del Mundo

¡Otro hurra para el Capitolio de la Habana!

Cuentan que, debido a la importancia de su construcción monolítica, se le debe considerar el tercero en el mundo; y el único de esas características construido en el siglo XX. Asimismo, para algunos entendidos, es uno de los seis palacios de mayor relevancia mundial. A mí –de atrevido–, cuando le visito se me asemeja a el Capitolio Romano.

Usos o desusos del Capitolio Cubano

Los valores funcionales del Capitolio de la Habana variaron desde sus inicios y, ni siquiera llegó a ser el Palacio Presidencial, para lo que fue ideado. Por supuesto que el carácter de un edificio como este depende en total medida de los asuntos políticos y sociales de cada momento histórico.

Con Machado su destino era albergar las sedes del Poder Legislativo: La Cámara de Representantes y el Senado de la República. Y así fue, llegó a sesionar como la sede del Congreso Cubano, pero desde el año 1959 dejó de serlo.

Entre sus datos curiosos, el Capitolio Nacional fue sede de la Asamblea Constituyente que promulgara la famosa Constitución de 1940.

Después de 1959 alojó la Academia de Ciencias, y el Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente.

Capitolio Eventos

En este edificio simbólico se programan eventos, actos solemnes, exposiciones, encuentros nacionales e internacionales y actividades relacionadas al valor arquitectónico del propio edificio.

En su escalinata se celebró, en 2019, la gala principal por los 500 años de la fundación de la Villa de San Cristóbal de la Habana.

Como colofón: tuvo que esperar hasta el 15 de noviembre de 2010, para ser declarado Monumento Nacional.

Capitolio de la Habana hoy

A partir del 2010 se destinó a que volviese a ser la Sede del Parlamento; aunque, por cuestiones de insuficiencia de espacio para el actual Parlamento Cubano, solo lo usan de manera simbólica y se reúnen en otro espacio.

El Capitolio de la Habana hoy es el edificio museable más visitado de Cuba y se destina, en su dualidad funcional, para el Parlamento y los fines turísticos con toda intención.

Capitolio: Asalto

Sobre el asalto al Capitolio Nacional, y que puedas apreciar en tus visitas y recorridos guiados tienes las marcas de protesta que infringieron a los relieves de bronce de los tableros de las Puertas principales. Cuando en la década del ´30 era el Capitolio invadido, los manifestantes cincelaron hasta gastar el rostro del mandatario en cuestión. En la imagen puedes observar como le desfiguraron la cabeza y tallaron hasta arrancar los datos personales y la fecha de mandato.

Si quieres saber mucho más de todo lo que se escucha a través de los pasillos del Capitolio (al menos lo que se dice oficialmente), puedes aprovechar los Tours Guiados que se ofrecen. Estos son pocos al día y se realizan en grupos con un guía conversador al que puedes exprimirle hasta el cansancio.

El Capitolio Nacional y sus Precios

Precio de Construcción

El precio de construcción del Capitolio fue de 17 millones de dólares o pesos, pues para la fecha el cambio era a 1×1, como lo es hoy en ciudad Panamá.

Precio de Entrada

El precio de entrada del Capitolio de la Habana, actualizado en nuestra última visita en febrero 2021, es de 10 pesos para los turistas cubanos y 240 pesos para los turistas extranjeros.

Despedida monumental

Mi gente, sin dudas el Capitolio Habanero es uno de los principales Imperdibles, no solo de la Ciudad de la Habana, sino de toda la isla. Aunque para mí, el edificio más esbelto de Cuba es el Antiguo Centro Asturiano, del cual te hablaré luego, es indiscutible que el Capitolio de la Habana es el edificio más imponente de este país.

Herman@s, desconozco cuántos palacios has visitado alrededor del mundo, pero te garantizo que la visita al Capitolio Cubano no defraudará tus expectativas viajeras.

Ahora está cerrado, por la Cuarentena del dichoso Covid-19; pero ya tengo a un piquete de amigos listo para visitarle cuando reabra.

Abrazos cariñosos,

Tío Lucio el viajero./home

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En que puedo ayudarte?