Free Tours Habana Cuba

Nuestro primer paseo a la Habana contra cuarentena 2020. Mi cumpleaños

Compartir es amor
Las Puertas de la Muralla de San Cristóbal de la Habana. Lucioviajero.


La Habana abre sus puertas

Luego de tantos vaivenes, La Habana abre sus puertas. ¡Nuestro primer paseo por la ciudad! Es 31 de octubre, mi cumpleaños. Hace unos días reabrieron la ciudad. Sin embargo, declararon en los medios de prensa, que los teatros habían sido declarados en emergencia.

Por supuesto que no pude entender lo que querían decir con esto. La ciudad de La Habana, como el resto del país volvía lo más cercano posible a la normalidad: las escuelas a todos los niveles, las industrias (excepto el turismo internacional), la economía en general… Pero, los teatros no.

Algunos dicen que París o Nueva York son el centro de la moda; pero están locos. El epicentro de la moda es Cuba. Es imposible encontrar un proceso acá que no se mueva al compás de una idea tomada quince minutos antes o después de una reunión gubernamental. Incluso siendo antagónicas entre sí, toman partido.

Al final

Cómo les cuento de las modas. Al final, permitieron que los teatros comiencen a abrir, con las medidas tomadas para todas las instituciones.

Gran Teatro de la Habana_Lucioviajero
Gran Teatro de la Habana_Lucioviajero

Varios son los grupos en la ciudad que llevan rato ensayando para comenzar sus carteleras culturales. Gracias a Solangel, actriz del Grupo Okantomí, supimos que El Teatro de Títeres La Proa, abrió sus puertas el fin de semana pasado.

¡Un grito, una fiesta, un regocijo! ¡Enhorabuena! No había ni que discutirlo. Gritamos como los franceses, el 14 de julio de 1789: ¡A La Proa! Y triunfamos.

¿Cumpleaños?

Antes de contarles sobre nuestra primera salida, quiero decirles que a veces es difícil decidir cuantos años se cumplen: el cuerpo dicta una edad diferente a la del cerebro, o las ansias de vivir se exprimen contra los barrotes. Incluso, cuando tu cuerpo y tu mente deciden tener la misma edad sincronizada, el documento de identificación plantea una muy distinta (o debo decir distante), de la que sentimos…

También es un dilema contar los años si no se viven. Alguien dijo que no se cumplen años en prisión, porque todos los días son tan iguales y grises, que no te puedes dar cuenta de su paso por tu vida.

Incluso, aunque sepas la fecha de tu cumpleaños, es bastante probable que no logres distinguir el día en que estás, por lo que puede pasar desapercibido. Gracias a Dios, algunos amigos y familiares se encargan de recordártelo.

Una historia

Venga, te cuento una historia. Me sucedió que, luego de estar muy atento al cumple de una poeta amiga muy querida, me pasé el día de su cumpleaños completo en su casa compartiendo versos, anécdotas y recuerdos. Cenamos juntos. Me marché cerca de las 11 de la noche… Y no le felicité.

Por suerte, Migdi estaba consciente que había sido un desliz del reloj biológico de mis pensamientos y todo eso de la moda cambiante. ¿Recuerdas?

El día más feliz

Sede del grupo de Teatro La Proa_Lucioviajero
Sede del grupo de Teatro La Proa_Lucioviajero

Este ha sido el día más feliz en mucho. No solo en magnitud, sino en variedad de emociones. Lucía y yo (porque Sasha no pudo), partimos con rumbo fijo: la presentación del Grupo de Teatro La Proa. Exponían hoy Entre quesos y ratones.

Viajamos de la Lisa a La Habana en la ruta 222, nosotros le decimos la tututú. Caminamos desde el Parque de la Fraternidad por detrás del Capitolio hasta el Boulevar de San Rafael, para pasarnos frente al Cinecito y chequear si ya funcionaba. ¡Listo!

Capitolio Nacional de Cuba_Lucioviajero.
Capitolio Nacional de Cuba_Lucioviajero.

Te cuento que si tienes [email protected] y gustan de ver filmes, esta puede ser una opción para pasártela con ellos.

En el Cinecito de San Rafael tienes, por lo general, tres funciones sábados y domingos: a las 12:30, 14:30 y 16:30. Por desgracia, es bastante probable que si le repites (como nosotros), tengas que ver en varias ocasiones los mismos filmes, porque parece que el cine infantil más importante de Cuba (acaso el único) no tiene mediateca para proyectar.

Las entradas, que cada vez cuestan más, valen (principios de 2020), 5 pesos los niños y 10 pesos los adultos.

Este sitio tiene un inconveniente para mí. Como tengo algún tipo de problema cerebral lo puedo ver con las gafas 3D, por lo que debo ver la película sin ellas y perderme los efectos que cuentan sobre este sistema visual.

Caminante no hay camino

Quise citarte un verso de Machado porque, a pesar de que este poema sería el menos adecuado para acercarlo a Cuba, a veces le recuerdo en esta ciudad (por otros textos, claro).

A la entrada de la calle Obispo, casco historico de la Habana_Lucioviajero.
A la entrada de la calle Obispo, casco historico de la Habana_Lucioviajero..

Esta vez hay caminos, lo que de tan vacíos se me hacen invisibles. Lo cierto es que las calles están desiertas de caminantes, de viajeros como nosotros. Sientes la ausencia. La mayoría de los que te encuentras no viajan como tú. Te das cuenta por el rostro de las personas. Captas sus intenciones.

Hotel Inglaterra, el más antiguo de Cuba. Lucioviajero
Hotel Inglaterra, el más antiguo de Cuba. Pero miren las calles vacías. Lucioviajero
Hotel Iberostar Parque Central. Lucioviajero
Hotel Iberostar Parque Central.El paseo del Prado vacío. Lucioviajero

Y digo ausencias, porque Obispo es la calle predilecta para los viajeros acá, en la Habana Vieja. El homólogo del Malecón habanero, en la Rampa. Si paseas por esta región podrías obviar cualquier recorrido o centro de interés turístico, pero jamás puedes no caminar por Obispo.

Calle Obispo en el casco histórico de la Habana
Esta vez, la Calle Obispo está vacía_Lucioviajero.

Este 31 de octubre del año de la Pandemia, la calle legendaria estaba casi vacía de curiosos o divertidos en busca de su camino. Sin embargo, por intervalos, se repletaba de personas. Pero todos en las colas de las tiendas. Cada grupo intentando alcanzar la puerta de la suya. ¡Qué manera de tener dinero y pasársela comprando…!

Se hace camino al andar

Lucía y yo no tememos al número de transeúntes. Nos da igual si estamos solos en la Patagonia o en las Parrandas de Remedios. Nos divierten los fuegos artificiales tanto como los lagartos corriendo en los troncos de los árboles; las alborotadas palomas de la Plaza de San Francisco de Asís o los inertes animales disecados del Museo de Historia Natural.

Lucia a la entrada del teatro la Proa. Lucioviajero
Lucia socializando, como siempre. Lucioviajero.

Así, con la alegría de siempre, llegamos al Teatro.

Teatro La Proa

Entre Quesos y Ratones.Teatro La Proa. Lucioviajero.
Entre Quesos y Ratones.Teatro La Proa. Lucioviajero.

La sede del Grupo de Teatro La Proa se encuentra en San Ignacio, entre Obispo y Obrapía; donde sesionaba el Centro Provincial de Teatro hasta este año. Sus presentaciones son los sábados y domingos, a las 11 de la mañana.

Desde que les conocimos somos reincidentes adictos a su trabajo. Con ellos hemos disfrutado de todos los tipos de títeres y funciones. Por desgracia, la sala es pequeña; por lo que te aconsejo vayas temprano. Se llena al instante.

Teatro La Proa. Lucioviajero
Entre quesos y ratones. Teatro La Proa. Lucioviajero.

Un detalle importante. Ahora, durante las medidas 2020 contra la Covid-19, se están vendiendo las entradas en las mañanas del viernes, para los sábados y domingos.

Los 10 cuñitos

Los 10 cuñitos son una promoción genuina que este grupo ofrece. Consiste en que ellos te dan una tarjeta (solo para niños menores de edad, pues por mucho que yo tenga 7 no me la dan), en la que te imprimen un cuño de su logo después de cada espectáculo.

Siempre preguntan si algún niño ha llegado a los diez cuños. Al final de la función le ofrecen su regalo con golosinas, regalitos, souvenirs… Ni preguntes, por supuesto que Lucía las ha ganado.

Habana Titiritera

Este grupo rectora la Jornada Habana Titiritera. Una fiesta de muñecos donde puedes disfrutar de muchísimos espacios titiriteros que se activan durante esa semana. Puedes registrarte para sus Talleres, eventos y conferencias que traen al público habanero.

En la Habana Titiritera del 2019 quisiera resaltar el trabajo que expusieron los muchachos del Guiñol de Guantánamo. Fue una obra espectacular con mayúsculas. Por la parte de los Talleres, que son por edades, nos tocó en la Casa Guayasamín. He aquí algunas fotos cariñosas de diciembre pasado.

Habana Titiritera, Teatro La Proa. Lucioviajero.
Habana Titiritera, Teatro La Proa. Lucioviajero.
Habana Titiritera, Teatro La Proa. Lucioviajero.
Grupo espirituano.
Habana Titiritera, Teatro La Proa. Lucioviajero.
Talleres en la Casa Guayasamin. Lucioviajero
Habana Titiritera, Teatro La Proa. Lucioviajero.
Clausura del Taller. Lucioviajero.
Habana Titiritera, Teatro La Proa. Lucioviajero.
Todos los artistas debutantes… Lucioviajero.

Almuerzo

Nuestra costumbre para almorzar ese sábado es una pizza de mala muerte en la calle obispo. Hoy costaron 20 pesos; van subiendo.

Si quieres hacer una de nuestras rutinas –tenemos varias–, puedes compar tu almuerzo y subir al Cristo de la Habana a través de la Lanchita de Regla que sale desde la antigua Terminal de Bomberos de la Bahía, un poco más allá de la Plaza de San Francisco de Asís, frente al Hotel Hermanos de Santander, en la entrada de la Alameda de Paula.

Ojo. Aunque se le dice La Lanchita de Regla, en realidad es la de Casablanca la que debes tomar para ir al Cristo. En la misma terminal tienes las dos. Cuesta centavos.

Segundo Ojo. Para subir a esta lancha no puedes llevar nada que pueda ser interpretado por las autoridades como un arma.

Almuerzo itinerante

Esta vez, como el Cinecito ya reabrió compramos las pizzas y nos las comimos por toda la calle Obispo. Como espía velábamos a los oficiales de la policía para levantarnos el nasobuco y morder.

Este tipo de almuerzos también es frecuente en nosotros, pues corremos de un lugar a otro para aprovechar el tiempo. Hemos entrado a 5 funciones en un día, sin contar los espacios a los que no es necesario llegar a una hora específica.

En el Cinecito presentaron a las 12:30 Moana. La hemos visto varias veces, pero esta era la primera en la pantalla grande. Lamento haber olvidado tomar fotos en este lugar.

El regreso

Como Rafa y Silvia nos invitaron a una cena familiar, tuvimos que abortar nuestro viaje. Luego de esta peli, regresamos al Parque de la Fraternidad y volamos a La Lisa, en una tututú.

Cumpleaños con cena incluida

El Pasticho de Silvia y Rafa. Lucioviajero
El Pasticho de Silvia y Rafa. Foto: Verónica Reyes.
El flan le sigue al Pasticho. Foto: Verónica Reyes.
Como saber que al Pasticho le seguiría la Lazaña de Vero. Davvero? JAJAJA! Lucioviajero

Miren estos macarrones. Rafa me dice que se llama Pistacho, un plato venezolano que se prepara con carne en picadillo. Silvia cocina como para chuparse los dedos. Aunque en este caso se pierde el recurso expresivo, pues siempre me los chupo con su comida.

Dicen que el amor entra por la cocina. Así, con estas herramientas que posee debió capturar a Rafa (tejiendo su tela de sazones). Esto es pura poesía Mientras el sol las desgarradas nubes de fuego y oro vista. A que Becquer los escribió en una tarde como esta.

Atardecer en la Habana. Lucioviajero.
Atardecer en la Habana. Lucioviajero.

Qué más

Ahora, después de pasar un día pintoresco, con todas las variaciones posibles; alegre de haber tenido el mejor cumpleaños de mi existencia, podría dedicarte miles de versos y palabras hilarantes a modo de despedida.

Sin embargo, callo todas estas emociones para resumir el supra-placer que siento: mientras escribo este post, mi bebé duerme feliz a mi lado. ¿Qué más pedir?

Abrazos cumpleañeros,

Tío Lucio Viajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En que puedo ayudarte?